Sin título

Eduardo Baselga
Dos estatuas de dos mujeres sentadas flanquean la entrada al jardín botánico. Un ancho, pero corto camino de tierra conduce a una frondosa vegetacion, de la que sobresalen dos grandes ejemplares de pinos. Un niño, que apenas tiene importancia en la composición nos observa.

Te pueden interesar